Taller “Litio Altoandino, Salares y Conflictividad Socioambiental”:

Los desafíos de la explotación del litio, tanto para las autoridades, universidades y comunidades locales, fueron el centro de la exposición realizada por Gonzalo Gutiérrez, académico, doctor en física y ex presidente de la Comisión Chilena de Energía Nuclear, durante el taller “Litio Altoandino, Salares y Conflictividad Socioambiental”, organizada por el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA).

Un punto clave del encuentro fue la relación entre las personas que viven en las zonas de extracción del elemento, hoy altamente preciado por sus características únicas en materia de energía para el futuro del planeta, y las condiciones y reglas con que las empresas y estados realizan o se proponen su explotación.

“La rápida expansión de los proyectos de extracción de litio responde a las demandas de una transición energética radicada en el norte. Sin embargo, es en los salares altoandinos donde se acelera el desgaste y el deterioro de los ecosistemas”, expuso OLCA en la presentación del taller.

Asimismo, alertó sobre la responsabilidad de las autoridades: “Los estados y los intereses económicos de los países del llamado triángulo del litio (Argentina, Bolivia y Chile) promueven y facilitan este proceso, ya que ven en el denominado “oro blanco” una posibilidad de rentabilidad económica, sin tomar en cuenta las repercusiones devastadoras que produce esta minería en el frágil ecosistema altoandino”.

Lucio Cuenca, director del OLCA, destacó la importancia de intercambiar información con organizaciones representantes de territorios y comunidades presionados por la extracción del litio.

“La idea es generar un espacio de intercambio entre las organizaciones, conocer la realidad que cada uno de los países, con sus particularidades tiene respecto del litio, en materia institucional, de políticas públicas o de impacto ambiental.   Buscamos así ver cómo enfrentamos las amenazas porque el Salar de Atacama ya tiene un alto impacto y así lo viven las comunidades atacameñas en su vida tradicional, en su actividad económica, etc. Entonces, se trata de ver cómo se puede dotar de información y herramientas para enfrentar mejor los escenarios que vienen con la explotación del litio”, explicó.

Energía nuclear

 

Durante la charla del profesor Gutiérrez se destacó, igualmente, el carácter estratégico del elemento, considerando que mayoritariamente se ubica en los salares de los tres países mencionados, y que es esencial también en materia nuclear. Lo anterior es reconocido por las propias Fuerzas Armadas al calificar al litio clave en la defensa del territorio y, por lo mismo, no concesible.

Sobre la base de la información recogida por la Comisión Nacional del Litio, impulsada durante el primer mandato de Bachelet y concretada en el segundo período, el docente recordó que los acuerdos, unánimes, de esa instancia recomendaron desarrollar una nueva institucionalidad para el litio, con un rol estatal claro e indiscutible en la toma de decisiones sobre la materia. De allí también surgió la idea de crear una empresa pública para la explotación y comercialización (con o sin chimenea) del mineral. Todas ideas que permanecen a la espera de la voluntad de concretarlas.

 

Los representantes de las comunidades valoraron la información y sin descartar el uso de las riquezas naturales como la comentada, recalcaron que ellas deben servir a las personas y no para atropellar ni presionar a quienes son cultura vital de las identidades de los países, por lo cual se mostraron entusiastas con mantenerse comunicados con la Red Litio y Salares, Ciencia y Futuro ante los desafíos que se prevén en sus zonas para que no se les apelliden como “de sacrificio”. 

Taller “Litio Altoandino, Salares y Conflictividad Socioambiental”:
Scroll to top